Un Niño Pequeño

Un pequeño niño abraza a su madre, mientras ella le cuenta una historia. 

El niño pequeño se duerme en los brazos de aquella persona tan especial, pues su mamá o mamita como el la llama, siempre a estado ahí para cuidarlo y protegerlo. 

Y mientras aquel niño pequeño dormía ella le hablaba. Recuerda, hijo mio. Eres mi tesoro y yo como una leona siempre te protegeré, siempre. Cariño, un día crecerás y harás grandes cosas, nunca te olvides, que dentro de ti esta la fuerza para hacer de este mundo un lugar mejor. 


Siempre habrá algo más grande que nosotros protegiéndonos, cuidándonos y cuando estés triste recuerda que te amo. 

Cámbiate la ropa interior, todos los días, cepillate los dientes, sécate antes de salir del baño, por favor hijo mío. 


Y recuerda hijito, nunca olvides ser tu mismo. Recuerdalo cariño. 

La madre le decia todo esto al oido mientras aquel niño pequeño dormia acurrucado en su camita, Y una pequeña sonrisa se dibujaba en su rostro.

Eres mi corazón de melón.

0 vistas