El rugido de Leones




Un día de agosto,

En una época pasada,

El rugido de leones,

Se alzo sobre montañas...


Los pilares de la sociedad,

Construyeron sus cimientos,

Y cientos de caballeros,

Dieron su primer aliento...


Su ejemplo y dignidad,

Trazaron los caminos,

Crearon los senderos,

Para jóvenes y niños...


El rugido de un león,

Se oyó a la distancia,

Algo estaba por pasar,

La felicidad

aguardaba calmada...


Un día de agosto,

El joven Ikeda,

Infatigable, incansable,

Declaró su compromiso...


Hacia esta sociedad,

Hacia su maestro,

Y hacia si mismo...


Con su ejemplo y valentía,

Los Caballeros de este mundo,

Aquellos infatigables,

Encontraron su llamado...


Como montañas poderosas,

Han guiado muchas vidas,

Por eso hoy se alzan

como dignos herederos...


Portadores de estandartes,

Y de un lema eterno,

"Manifestar la paz del mundo

con un porte soberano"...


El rugido de un león,

Se manifiesta en mi legado,

Hoy estamos celebrando,

A los caballeros de esta tierra...


A hombres majestuosos,

Que defienden un llamado,

Sus valores y enseñanzas,

Guardaré en mi corazón...


Y seré digno yo también,

De la fuerza de un león...

0 vistas